Puy Soria destacó el renovado impulso que tendrá la construcción de viviendas en el país

Puy Soria destacó el renovado impulso que tendrá la construcción de viviendas en el país

Agenda

La decisión que no se construirán más viviendas sociales sino que serán iguales para todos los argentinos, que las políticas habitacionales deben estar dirigidas a los casi 50 millones de habitantes, el pedido de ampliación presupuestaria para el 2021, reducir el déficit habitacional, la reactivación de las 55 mil viviendas paralizadas en el país, y el concepto político de que hay provincias que votan en contra del presupuesto y de leyes y luego reclaman políticas públicas activas en este aspectos, fueron el saldo de la Asamblea del Consejo Nacional de Vivienda que tuvo lugar este miércoles en la sede del Hotel Continental, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

 

La misma estuvo encabezada por el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación, Jorge Ferraresi; el presidente del Comité Ejecutivo del Consejo Nacional de la Vivienda, Augusto Du Bois Goitia y el ministro de Vivienda, Tierras y Hábitat Social, Ariel Puy Soria, en su carácter de vicepresidente del Comité Ejecutivo de dicho organismo.

 

 

En el marco de la asamblea, Puy Soria cuestionó que durante el año no se avanzó significativamente con los diferentes programas activos, como Argentina Construye, Argentina Solidaria, lotes con servicios. “Eso nos tiene que preocupar y ocupar como órgano colegiado que somos”, enfatizó. Por lo tanto, consideró esencial “tener la sana rebeldía de plantear las cuestiones habitacionales con firmeza, desde este órgano, lo que no significa ser adversarios”.

 

En esa línea, recordó que el presidente Alberto Fernández dijo en su campaña que se debía encender la economía a partir de la construcción de viviendas, y ratificó que ese el compromiso asumido. “Eso nos tiene que preocupar y ocupar, y más que nunca tenemos que revalorizar el rol de este cuerpo colegiado que representa los intereses federales del país en materia de políticas habitacionales”, indicó.

 

En cuanto al concepto brindado por el ministro Ferraresi, respecto a que se termina el concepto de vivienda social, Puy Soria consideró que “es importante desde el punto de vista social a la filosofía justicialista”. “Además, habló de mejorar los equipamientos de las unidades habitacionales, como la colocación de placard en la habitación”, destacó.

 

El ministro sostuvo que se trató de una reunión importante, la primera del año de manera presencial, y auguró que “podamos superar la crisis sanitaria rápidamente para que en esta nueva normalidad podamos retomar las actividades que lleva adelante el Consejo Nacional de la Vivienda, un organismo asesor de la función ejecutiva nacional”. “Nos vamos con la satisfacción de haber podido conversar y debatir con cada una de las provincias que ha estado presente y con el ministro Ferraresi, las políticas públicas que tenemos que implementar de cara al futuro”, subrayó.

 

Así también, Puy Soria aseguró: “acompañamos el sentido de las expresiones del compañero ministro Ferraresi quien está trabajando en una legislación nacional que pueda sancionarse en los próximos días para que su gestión y sus aspiraciones de cara al futuro a partir de la nueva conducción del Ministerio se puedan implementar con políticas públicas activas y absolutamente claras”. “Estamos dispuestos a acompañar las políticas públicas en tanto y en cuanto obedezcan a una política federal, tal como lo expresó el presidente Alberto Fernández y es aspiración del Consejo Nacional acompañar en ese sentido”, afirmó.

 

 

En tanto que el ministro de Hábitat y Desarrollo Territorial de la Nación, Jorge Ferraresi resaltó que “en el proyecto nacional todos tenemos responsabilidad de cómo construimos la Argentina, con qué sentido generamos las políticas públicas, como las relacionadas al tema de la vivienda” y al respecto, sostuvo que “a veces en esos debates tenemos acciones que probablemente vayan en contra de la posibilidad de resolver cosas”.

 

En ese marco, hizo referencia a la importancia del presupuesto y cuestionó que “hubo compañeros que lo votaron en contra”. De igual manera mencionó el debate por el aporte solidario a las grandes fortunas, “y también se votó en contra”. “Cuando hablamos de lo público, lo público necesita recursos, y me parece que nos debemos entre todos el debate de cuál es la acción de todos en función de conseguir los recursos para poder darle concreción a las políticas públicas que después demandamos”, enfatizó y planteó: “por un lado demandamos y por otro trabajamos en contra de nosotros mismos”.

 

Así también, expuso que hay un déficit habitacional de 3 millones y medio en la Argentina, 14 millones de viviendas y 12 millones de familias. “Pasa como la economía nacional, hay una gran concentración de muchas viviendas en pocos y de muchos que no tienen ninguna. Pero también tiene que ver cómo diseñamos el país en función del arraigo, las oportunidades, el transporte y cómo cada uno tiene el destino en su lugar”, analizó. Asimismo, sostuvo que a raíz de esto “se generan condiciones que después son perjudiciales”.

 

Más adelante, recordó el debate en Diputados de la distribución de la coparticipación que había recibido de más la ciudad de Buenos Aires. “Era 1,4 por ciento que le habían dado en exceso. En tres años fueron 120 mil millones, que es el presupuesto que tenemos nosotros para el año que viene para todo plan de vivienda”, expuso y consideró que “tenemos que agregar al debate el tema de la distribución de los recursos de la Argentina para construir una Argentina federal”.

 

“Cuando generamos un debate de la distribución de los recursos decimos que se sigan quedando recursos en la ciudad de Buenos Aires en detrimento de las posibilidades que tengamos todos nosotros”, indicó y afirmó que “es un debate para adentro de cada provincia y cada posición política, donde tenemos que diseñar qué Argentina queremos; si queremos una Argentina que va en camino a tener 50 millones de habitantes, con políticas para 20 millones, o una Argentina con 50 millones de habitantes que sueñen en crecer y vivir en esa Argentina que genera condiciones que tienen que ver con la inclusión”.

 

“No hay más viviendas ni de primera ni de segunda”, subrayó al precisar cómo serán las políticas que diseñará el Ministerio a su cargo. En ese sentido, indicó que “el concepto de viviendas sociales no existe más, las viviendas son para los argentinos con dignidad y tenemos que trabajar para que todas las viviendas sean iguales y que todos tengan las mismas oportunidades, incluso deben estar pensadas para poder ser ampliadas, o tener las condiciones para que luego las familias puedan seguir construyendo, como un quincho para comer un asado con su gente o que las habitaciones tengan placard”.

 

Por otra parte, dio a conocer que en todo el país hay 55 mil viviendas en construcción que están paralizadas. “Estamos trabajando y está en un estado de tratamiento para las sesiones extraordinarias que son a partir del 10 de diciembre, y en un capítulo de la ley para la construcción de viviendas para los sectores privados, un capítulo que habla de las viviendas sociales y vamos a tomar el estado físico de la vivienda con una declaración jurada del gobernador, y vamos a financiar el saldo físico que le queda a la vivienda con un valor actualizado”, adelantó.

 

De igual manera, expuso que el presupuesto del Ministerio de Hábitat es de 119 mil millones, 32 mil millones comprometidos al ProCreAr, 7 mil millones para el Programa Argentina Solidaria de los cuales ya están comprometidos 4.200 millones. “En este esquema nos quedarían para construir 14 mil viviendas, y nosotros aspiramos a construir en los próximos años 200 mil, por lo que estamos viendo con el Ministro de Economía el presupuesto, y a partir de ahí generaremos un esquema nuevo de construcción de viviendas”, resaltó.

 

En otro orden, el ministro Ferraresi dijo que además de comenzar a trabajar con los fiduciarios del Banco Nación, “también aspiramos a generar un Fondo Nacional de la Vivienda que sea un recupero solidario; que todos los argentinos que reciben una vivienda paguen en función de lo que generan”. En ese sentido, destacó que un 90 por ciento de los argentinos está bancarizado, lo que contribuirá a este esquema.

 

 

Por último, el presidente del Comité Ejecutivo, Augusto Du Bois Goitia celebró el encuentro y valoró el compromiso del ministro Ferraresi que “ratifica el rumbo del federalismo en la política habitacional del país”. “Nos vamos con buenas expectativas gracias a los anuncios que hizo Ferraresi”, dijo y destacó que “sobre la reactivación de las viviendas que están paralizadas prometió rápida solución; planteó la preparación de un proyecto de ley para que cada en provincia podamos ejecutar de manera eficiente y rápida complejos habitacionales; y habló de programas de financiamiento internacional, lo que genera nuevas expectativas a cada una de las jurisdicciones”.

 

El titular del CNV valoró que “éste es el ámbito donde cada una de las jurisdicciones puede expresarse” y bregó por generar las condiciones en cada provincia para fomentar el arraigo y las condiciones de una vida digna.

 

Finalmente, Du Bois agradeció al vicepresidente del CNV Ariel Puy Soria “que nos ha apoyado y comprometido sus conocimientos acerca de las políticas públicas de vivienda, así como a los demás miembros del Consejo que a pesar de las restricciones”. En ese sentido destacó que se contó con la concurrencia de 20 jurisdicciones, y resaltó el compromiso “con la causa común de brindar una vivienda digna a todos y cada uno de los argentinos”.

 

Imprimir